Checklist para un Embarazo Activo y Saludable

jog.jpg

 

Mantenernos activas durante nuestro embarazo – siempre que tengamos el OK de nuestro GP (médico) o Midwife (matrona) – trae incontables beneficios tanto para nosotras como para nuestro bebé. Nos ayuda a regular el peso, reduce los dolores de espalda, nos ayuda a dormir mejor y por si fuera poco favorece el correcto y sano desarrollo de nuestro retoño.
Si antes de quedar embarazada tenías una rutina de ejercicios o practicabas algún deporte pues es lo más seguro que si el embarazo es de bajo riesgo puedas continuar haciéndolo, pero con algunas modificaciones o a una menor intensidad; si por el contrario, eras del tipo “sedentario” es el momento perfecto para darle un poco de movimiento a tu cuerpo; puedes iniciar con caminatas e ir aumentando progresivamente el tiempo hasta 30 minutos (siempre que te sientas bien haciéndolo), o también puedes incorporar ejercicios que contribuyan a desarrollar la flexibilidad, fortalecer ciertos músculos core como la espalda (encargada de llevar el peso de nuestra barriguita) y a lograr el control de nuestra respiración y llevarnos a un estado de calma, como por ejemplo, el Yoga.
En mi caso particular, logré mantener parte de mi rutina en el gym (algo de cardio combinado con ejercicios en máquinas y pesas) y además tomar clases de una práctica llamada Daisy Birthing que imparten aquí en UK y que combina algunas posiciones de Yoga con ejercicios y respiraciones de que son de gran utilidad para el momento del parto.
Cualquiera que sea la actividad que has decidido incorporar a tu rutina durante el embarazo, asegúrate de seguir algunas reglas /tips básicos para garantizar tu seguridad y la de tu bebé:
-Chequea con tu Dr. que el ejercicio(s) que practicas o deseas iniciar durante el embarazo no presenta ningún riesgo.      -Si has decidido realizar clases guiadas por un instructor, asegúrate que este certificado y sea experto en ejercicios prenatales. También déjale saber desde la primera clase que estas embarazada y cuál es tu tiempo de gestación.
-Come entre 3 o 4 horas antes de hacer ejercicios y algún snack saludable (frutas, frutos secos) justo después de entrenar
-Lleva siempre contigo una botella con agua y asegúrate de hidratarte constantemente. Dos litros es lo mínimo recomendable
-Viste ropa adecuada y cómoda, con calzado apropiado y un sostén de soporte adecuado
-SIEMPRE escucha las señales de tu cuerpo, no te excedas.
-Si en algún momento mientras estas entrenando comienzas a sentir cansancio o cualquier tipo de malestar, para inmediatamente la actividad, siéntate, hidrátate y descansa. Como dicen en mi tierra “mañana será otro día”

Bajo ningún concepto realices ejercicio/ entrenes cuando:
-Te sientas exhausta
-La temperatura sea muy elevada ( por ejemplo en verano, trata de ejercitar al final del día cuando ya el clima refresca un poco o en espacios cerrados como el gym)
-Luego de la semana 16 evita a toda costa realizar ejercicios que involucren estar acostada sobre tu espalda durante largos períodos de tiempo
-Si comienzas a sentir algún dolor abdominal o presentas sangrado ( asi sea solo una sola mancha pequeña, acude INMEDIATAMENTE a tu médico)
– Si comienzas a sentir Contracciones Braxton Hicks contínuas y repetidas.

Finalmente, habrán días en los que no te sientas completamente bien (algún dolor de espalda, un poco de náuseas) o estés más cansada que de costumbre; en estos casos en particular no tiene sentido entrenar o ejercitarse si nuestro cuerpo no se encuentra completamente al 100%.

Recuerda que lo principal en todo momento durante la gestación es garantizar tu seguridad y la de tu bebé. Si además de incorporar algo de actividad física a tu rutina diaria mantienes correctos hábitos alimenticios (algún antojito de vez en cuando es totalmente válido) puedes tener la certeza plena que no solo llevarás un embarazo saludable y contribuirás a que tu bebé nazca sano, sino que además, será un poco más sencillo el camino a recorrer cuando decidas comenzar a entrenar ( o lo que es lo mismo, cuando el bebé y su rutina te lo permitan!) una vez que nazca el bebé.

Recuerda siempre consultar con tu médico o midwife cualquier duda que puedas tener. Lo más importante en todo momento es garantizar un embarazo SALUDABLE y FELIZ!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s