Mindfulness y sus Beneficios para un Parenting Saludable

Women on cliff, meditating (Image Source via AP Images)

En los últimos años ha habido un boom en cuanto salud y bienestar se refiere; la necesidad cada vez más imperante y la concientización del impacto que tiene la forma como nos alimentamos en nuestra salud y calidad de vida ha hecho que las personas vayan introduciendo nuevos hábitos alimenticios y prácticas deportivas en su rutina diaria con miras a mejorar su salud y por ende apariencia. Pero que sucede con nuestra salud mental? Estamos poniendo el mismo empeño y foco por lograr una vida armónica? Pues yo pienso que no. Y es probable que muchos de ustedes que me leen estarán de acuerdo con mi opinión. Vivimos llenos de apuros, y estrés. Todo es para ayer. Tenemos siempre vidas “tan ocupadas” y tanto que hacer! Que perdemos la noción de valor de lo realmente importante: Nuestra salud mental. Nuestra mente es el motor de todo, si desde ella generamos pensamientos positivos y miramos los diferentes escenarios que se  nos presentan con más optimismo y menos negatividad pues es una realidad que lograremos una vida más serena y equilibrada, que se traducirá en más armonía y por ende menos estrés. Como aquel dicho: Mente Sana cuerpo Sano.

Personalmente siempre he tratado de ver  situaciones que me rodean de la forma más positiva posible, o al menos trato de darle más valor a los aspectos positivos y minimizar los negativos ante un evento complicado, pero a ver,  que se entienda, tratar no significa siempre lograr el objetivo, y a final del día somos humanos y si no tenemos las herramientas necesarias a nuestro alcance para saber cómo afrontar situaciones difíciles pues evidentemente sucumbiremos ante el “problema” más pequeño que se nos presente. Más aún desde que soy mamá he cambiado mucho  la perspectiva en como veo las cosas y como asumirlas, porque estoy muy consciente que tanto mi esposo como yo somos  Role Model para Baby Catalina; los niños no saben de emociones al menos no siendo tan pequeños, no saben aún como clasificarlas o como desglosarlas, pero si observan y mucho, y de la forma como nosotros reaccionemos frente a una situación dada pues ellos irán copiando el patrón y reaccionando de la misma manera. Ya les comentaba en mi post anterior lo vital que es para nosotros los padres atajar la depresión pre y/o posparto a tiempo, porque es una realidad que existe, que no es muy comentada, pero que es sufrida por un gran porcentaje de padres y su impacto en el desarrollo y bienestar de la familia completa (el que la padece, el bebé y la pareja) pues puede dejar una mella importante.

Estos cortos 18 meses que tengo ejerciendo el rol de mamá me han enseñado que sí, la Maternidad es hermosa, es plena, pero también es difícil, cansona, complicada y si como mamá no tengo las herramientas adecuadas que me ayuden a manejar las emociones y  afrontar los retos diarios que ella representa pues no seré capaz de ejercer una Maternidad Saludable y por ende de contribuir al desarrollo de un bebé feliz. Es así como he retomado desde hace un par de meses la práctica del Yoga (por ahora en casa) y ha llamado mi atención una práctica que se está haciendo cada vez más frecuente entre los que tratamos de reducir un poco el estrés del día a día, y darle a nuestra mente el estado de paz para lograr el equilibrio necesario que nos ayude a enfocarnos y sacar de todas las situaciones lo mejor : Mindfulness. Escuchaba y veía esta palabra constantemente desde hace muchos meses pero nunca me había detenido a leer de que iba, hasta hace unos días cuando  me topé con un artículo que explicaba de forma simple que es y cuáles son los beneficios que derivan de la práctica de esta herramienta llamémosla  de meditación, y me pareció ideal compartir esta información con todos (mamis y papis) que puedan sentir que unos tal vez, 10 minutos, de esta práctica de forma diaria en casa les puede aportar un poco de equilibrio y serenidad a esa ardua pero hermosa tarea que es el Parenting

Pero, Qué es  Mindfulness?

Es  el estado mental que se logra enfocándonos en el momento presente de forma consciente; y mismo al tiempo es un estado que nos ayuda a reconocer y aceptar de forma calmada sentimientos y pensamientos que se puedan generar en torno a las situaciones cotidianas que se nos presentan. Estando totalmente conscientes, sin forzar las situaciones ni huir de ellas, sino concientizándolas y aceptándolas creamos el espacio adecuado para responder de nuevas maneras a  diversas situaciones realizando decisiones acertadas. Mindfulness nos conduce a internalizar y entender que no siempre podemos tener el control total de las situaciones que acontecen en nuestra vida pero que armonizando nuestra mente y cuerpo podemos aprender cómo vivir con más positivismo y menos ansiedad.

Pero contrario a lo que podríamos pensar (confieso que antes de comenzar a indagar sobre que iba esta práctica pensaba que era una tendencia totalmente nueva, un tipo de meditación derivado de toda esta nueva tendencia de vida saludable ) esta no es una nueva práctica, sus orígenes se remontan al Budismo; sin embargo no es necesario ser una persona con una inclinación religiosa o espiritual específica para iniciar su la práctica  y disfrutar de sus beneficios.  Desde hace unos cuantos años ya se ha logrado comprobar que estas terapias ayudan en la reducción del estrés, ansiedad y depresión contribuyendo con nuestro bienestar.

Beneficios del Mindfulness:

  • Reduce el stress, disminuyendo considerablemente los niveles de ansiedad y negatividad.
  • Estimula la memoria
  • Contribuye a mantener foco mental en nuestras metas y proyectos
  • Reduce la emotividad reactiva
  • Proporciona una mayor capacidad cognitiva
  • Contribuye responder de forma positiva al estrés que puede surgir en relaciones conflictivas; ayuda a manejar emociones para saber cómo lidiar con ellas de la mejor forma.
  • Por último, existen estudios que sugieren que Mindfulness también contribuye al correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

Lo realmente positivo del Mindfulness es que no tiene rango de edad o excepción alguna, literalmente puede ser practicado desde el miembro más pequeño de nuestro hogar hasta los abuelitos, por lo que puede ser  un actividad aprendida y compartida en familia, y que indudablemente tendrá un giro positivo dentro de nuestro hogar en cuanto a la forma en la cual afrontamos las dinámica de la mater/paternidad y la forma de relacionarnos con nuestros hijos. Finalmente, incluir Mindfulness como parte de nuestra rutina diaria nos ayudará no solo a mejorar nuestros niveles de stress sino que contribuirá a que disfrutemos de una vida mucho más saludable y feliz.

 

Fuente Consultada: http://bemindful.co.uk

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s