Lo que he aprendido en 15 días sobre ser Mamá

Finalmente #BabyCatalina llegó a nuestro hogar el Martes 20 de Mayo a las 18:53 pesando 4,270 kg! Toda una muchachona. No fue del modo esperado ni como me había preparado, como comentaba en mi último post tenía en mente poder traerla de forma natural pero dadas las circunstancias (llegamos a las semana 42 y ella aún muy cómoda en mi panza) tuve que ir al Hospital para que me indujeran el parto; después de dos días y algunos inconvenientes en el camino, mi bebé terminó naciendo por “emergency c-section” o lo que es lo mismo, una cesárea de emergencia – estos detalles y mis apreciaciones sobre cómo funciona el procedimiento aquí en Reino Unido se los daré en un próximo post.

Sin duda alguna nadie te prepara para la gran experiencia de convertirte en mamá, no importa cuántos libros uno lea (yo perdí la cuenta entre libros, folletos y blogs de maternidad) ni a cuantos cursos pre-natales asistas (yo participé en 4 talleres distintos) y mucho menos cuantos consejos recibas de familiares y amigos, nada parece servir cuando deja de ser teoría para pasar a la práctica.

A propósito de un artículo publicado en el sitio web del Huffington Post U.S.  que me envió una amiga muy cercana de mi esposo- que es mamá de un bebé precioso y que seguramente como todas las que ya tienen rato en esto de la maternidad ha pasado por las etapas en las que yo apenas me estoy iniciando- en el cual el tema principal gira en torno a las cosas que nadie te dice acerca de la Maternidad cuando estas embarazada, yo he decido hacer mi propia lista sobre lo que he aprendido en estos pocos días junto a mi amada #BabyCatalina.

1.- Descubrí un nuevo concepto de ir a la mesa: sé cuando comienza mi almuerzo o cena pero no cuando termina. También he aprendido que no es necesario comer caliente, la comida en reposo también es un manjar cuando hemos perdido la noción del tiempo y lo único q nos interesa es llenar el estómago.

2.- Las 3:00 am también es un buen horario para ponerme al día con mi esposo y conversar sobre diferentes tópicos – todos relacionados con cómo cuidar de un recién nacido- mientras alimento a mi gordita, le sacamos los gases, le cambiamos los pañales y la ponemos a dormir. Esta charla va acompañada de su snack correspondiente, una merienda tempranera!

3.- Ya no sé lo que es tomarme mi café mañanero bien caliente, la mayoría de las veces queda abandonado en mi mesa de noche por horas hasta que veo la taza y recuerdo que allí quedo.

4.- He aprendido que no necesito dos manos para ser igual de efectiva, con una, la que sea que me quede libre me basta para tratar de seguir siendo “multi-tasking”.

5.- Tengo  un talento oculto: puedo componer una canción de cuna en tiempo real ¡vaya esto sí que es una sorpresa.

6.-  Nunca pensé que llegaría el día pero comprobé que sí es posible salir de casa a las 4:00 am vistiendo únicamente un abrigo, mi pijama y mis flip flops, volando para el Hospital porque pensé que a mi bebé le pasaba algo grave (no paraba de llorar la 4ta noche que llegó a casa); y sí que era grave: tenía HAMBRE! Después de que el pediatra de turno me diera esa mirada respectiva de cómo no vas a saber que lo único que tiene es hambre? Pues nos regresamos a casa a atacar la gravedad: darle de comer.

7.-  El coche o silla de paseo, no es solo para exteriores también es un gran aliado indoor. Hoy descubrí que es  perfecto para poner a dormir a un bebé que lucha contra el sueño.

8.-  Que no es tan malo pasar el día entero en pijamas, además de ser súper cómodo contribuye a disminuir la carga semanal de ropa para lavar.

9.-  Esta la tomo casi textual del artículo antes mencionado y es que : aprendí que no importa cuánto me haya preparado para la experiencia del parto, ni cuanto desease que fuese un parto natural, y mucho menos cuan bien elaborado y planificado haya estado mi Plan de Parto ni cuan discutido con la respectiva Midwife (Matrona);  los procesos naturales no los podemos controlar y solo queda adaptarse a la situación que toque de la mejor manera posible; al final del día de una forma u otra nuestro bebé nacerá eventualmente.

 

Me he cuestionado un par de veces al menos en estos 15 días, si realmente sirvo para ejercer este rol tan demandante, con tantas cosas por aprender, con un camino tan largo aún por recorrer; si realmente lo podré hacer bien, y  si lograré adaptarme a mi nuevo estilo de vida; tal vez este es un pensamiento compartido entre un porcentaje considerable de madres primerizas como yo.  Pero al ver la cara de mi bebé preciosa, al cargarla, acariciarla, arrullarle y hablarle no me queda duda que por más complicado que parezca todo ahora definitivamente es este “nuevo estilo de vida” lo que tanta falta me hacía desde hace mucho tiempo.

post 9

 

Por cierto, aquí  les dejo el enlace del artículo mencionado en caso que lo  quieran chequear: http://www.huffingtonpost.com/claire-zulkey/15-things-about-new-motherhood-that-people-are-too-nice-to-tell-you-when-youre-pregnant_b_4992748.html?utm_hp_ref=tw

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s